Red de información TI para profesionales ITMedia NetWork

jueves, 25 de julio de 2024
Actualizado a las 4:54


Búsqueda avanzada

Publicidad

Publicidad

Informes

SOA y BPM, estaciones ineludibles en el viaje hacia cloud computing

22 Julio 2009por Mike Davis, CTO de MDot y blogger sobre SOA en Brandenton

Desde hace meses las compañías de TI han dejado de ‘hacer ruido’ con SOA, proyectos a largo plazo que requieren cambiar la filosofía de la empresa, reutilizar lo existente para orientar la arquitectura tecnológica a servicios. Sin embargo, este esfuerzo es válido, aunque el modelo de la nube obligue a replantearse su adopción.

Cloud computing es considerada con escepticismo por muchos, pero durante los últimos años han emergido estándares y la mayoría de ellos relacionados con el modo de determinar cómo debe ser dirigida la seguridad en la nube. Durante los últimos diez años, las compañías se han situado al margen del movimiento cloud computing, pero ahora han pasado a considerarlo debido al elevado coste de mantener los activos y el escaso margen que les queda para innovar. Por ello, para tomar ventaja de estas tecnologías disruptivas, lo primero es conseguir que la casa esté en orden, separando los procesos de negocio de las aplicaciones de software, un trabajo que implicará un cambio estructural en la forma de entender una arquitectura orientada a servicios (SOA) y la gestión de procesos de negocio (BPM).

La antesala de una plataforma ágil

Con la adopción de SOA una empresa puede crear una plataforma TI ágil y versátil, en el sentido de que el software puede cambiar a la velocidad que demande el negocio. Sin SOA ni BPM, un movimiento hacia la nube carece de sentido financiero porque costará mucho más la labor de reingeniería de los sistemas legacy, que no fueron construidos para funcionar más allá de las paredes de la empresa. Estas organizaciones que orientan su esfuerzo a los servicios y la abstracción de los procesos de negocio disfrutarán de una posición cómoda para integrar a partners, clientes y proveedores, independientemente de su tecnología e infraestructura.

Las posibilidades de éxito aumentan si se trata BPM y SOA como una iniciativa de transformación y no como un proyecto más de TI

 

El primer paso es eliminar gastos y conseguir que los procesos estén en orden. Acogerse a BPM y a su cultura es la forma más sencilla de acabar con los silos generados por sistemas legacy, desplazándose a operaciones eficientes y proactivas que incrementen la satisfacción del cliente y creen más oportunidades de negocio. No es por tanto, un esfuerzo TI aislado.

Con los años he aprendido que si las organizaciones tratan SOA y BPM como iniciativas de transformación frente a lo que son proyectos TI comunes, sus posibilidades de éxito aumentan considerablemente. También he aprendido que este tipo de proyectos son extremadamente cambiantes y requieren un mínimo de 'evangelización', de modo conlleve un verdadero cambio en el modo de pensar y actuar, especialmente en las organizaciones más grandes y asentadas en principios antiguos muy difíciles de modificar.

Implicar al staff

Para triunfar con SOA y BPM cada empresa necesita diferentes perfiles de profesionales TI. No se puede enviar a un grupo de personal técnico a un problema de este calado y pretender resolverlo sin más, es vital un líder o diferentes líderes que puedan vender estas iniciativas como argumentos de valor para el negocio, logrando el talento con las habilidades necesarias y motivando a los miembros del staff para aprender seguir aprendiendo.

Además, el valor de BPM y SOA tiende a decrecer si la compañía no pone sobre la mesa pautas de gobierno necesarias. Las empresas indisciplinadas en este sentido lo pasarán mal.

Durante los próximos cinco o diez años aumentará la externalización de procesos de negocio, infraestructura y servicios, además vía Software como Servicio (SaaS) y soluciones de Infraestructura o Plataforma como Servicio (IaaS/PaaS). Si su negocio es muy estático, puede que se tenga la necesidad de integrarse con otras entidades cuyos procesos de negocio son eficientes y cuentan con una base de clientes satisfecha, evitaría emprender todo un proceso de adopción.

Para todos los demás, es el momento de comenzar a diseñar planes conjuntos para preparar su empresa para un futuro de rápidos cambios, presupuestos TI reducidos y elevadas necesidades de integración. En definitiva, SOA y BPM son cruciales para caminar sobre un terreno pavimentado en nuestra andadura hacia los futuros centros de datos en la nube.

ShareThis

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Opinión

Bill Waid, director de tecnología en FICO

La importancia del trabajo en equipo en los procesos de innovación y aceleración

El científico estadounidense Thomas Alva Edison llegó a registrar más de un millar de inventos a lo largo de su vida y, sin embargo, no pudo patentar el que para muchos fue su hallazgo más importante: 'la factoría de inventos', un concepto sobre el que Bill Waid, chief product and technology officer en FICO, reflexiona y anima a que se aplique a estrategias de colaboración, innovación y aceleración

techWEEK info

TechWEEK forma parte de la red de información TI para profesionales de IDG Communications.


Sitios especializados de ITMedia NetWork: IT CIO.es, IT PYMES.es, IT SEGURIDAD.es, Strategic Partner, NUEVAempresa.com.

ITMedia NetWork. © 2006 - 2024 Information Technology & Media S.A. (CIF A-84950211). Todos los derechos reservados.

Envío de artículos por email de techWEEK.es

Por favor, introduzca la siguiente información











Cerrar

Envío de artículos por email de techWEEK.es

Procesando envíos...

Envío de artículos por email de techWEEK.es

Email enviado. Cerrar

Envío de artículos por email de techWEEK.es

Error en el envio. Pulse aqui para cerrar.Cerrar